martes, 13 de diciembre de 2016

Adieu!


Una única palabra por título, es suficiente para provocar en el espectador una oleada de emociones. Esas manos vigorosas aferradas con todas sus fuerzas al cuerpo inerte del muchacho. Rostros que casi se funden en un vano intento de insuflar vida.

Tal vez un padre, que orgulloso, compartía largas jornadas en la mar con su hijo, apenas un niño. Conocimiento que transmitir, confidencias salpicadas de espuma de mar, ahora él es el maestro, antes fue el aprendiz de su propio padre. 

La furia del mar lo barre todo. El padre no quiere soltarlo. Las olas pugnan traidoras. Se aferra con la fuerza de sus brazos, los mismos que lo acunaron; no le soltará. Tendrá que llevarse a ambos.

¡Adiós!

2 comentarios:

Maria dijo...

¿Pero esto quiere decir que no vas a publicar más?

Mari dijo...

Hola María!
No, es que el cuadro se titula así, "Adieu". Me impresionó la primera vez que lo vi, y creo que es una obra excelente, por eso quería compartirla con vosotros.
Me alegra saludarte, se bienvenida.

Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...