lunes, 21 de diciembre de 2015

Nace Un Niño En Un Portal

Supo captar como nadie la "chispita" de sus sonrisas y miradas. Sus pinceles transformaron la ternura en hermosas composiciones de grafito, témperas y ceras de colores. Verdaderas obras de arte, porque no pintaba sólo a través de sus manos, sino de su corazón, tan hermoso y limpio como sus lindos dibujos.

Juan Ferrándiz, autor de entrañables postales navideñas con las que nos felicitábamos hace ya algunos años, nos dejó en 1997, víctima de una neumonía, poco antes de cumplir 80 años. Un hombre culto, sensible, poeta y escultor. Un hombre bueno. No se puede transmitir tanta bondad y ternura si no se siente. Al menos yo así lo creo.

Hoy, más que nunca, necesitamos recrearnos en estos pastorcillos o angelotes que cuidan del niño que nació hace más de dos mil años en un humilde portal de la humilde ciudad de Belén.  En esas manitas amorosas, en esos gestos de inocencia, para afrontar la dura realidad de saber que miles de personas siguen jugándose la vida y la de sus hijos en busca de un porvenir que les de esperanza porque sus gobiernos no son capaces de ofrecérselo, de saber que todavía la gente muere de hambre y frío, de soledad y desamor, de violencia incomprensible y desmedida, de absurdos prejuicios y falta de empatía...

Y que todo sería más fácil y productivo si metiésemos nuestros miedos en un bolsillo y sonriéramos un poquito más. Que nuestro corazón se siente mejor cuando ayudamos a otro ser humano, y que aún hay esperanza, siempre la hay mientras haya vida para mejorar, para cambiar.

Y así, un buen día ser capaces de reconocer a un niño que fue a nacer en un establo, y ofrecerle una manta y un pedacito de pan.

Mis mejores deseos para todos vosotros en estas fechas tan entrañables. 

6 comentarios:

Clementine dijo...

ADORO a Ferrándiz, así, con mayúsculas. Y desde bien pequeña, porque yo he sido de las que han enviado, y recibido, sus Christmas en Navidad. Sus dibujos tienen eso que dices tú, ternura, y transmiten todo lo bueno de la vida. Es un personaje maravilloso.

Preciosa entrada, Mari. Mis mejores deseos también para ti para estos días navideños.
Un abrazo.

Mari dijo...

Algo que también nos une, querida Clementine.
Que siempre mires el mundo con ojos de niña; será una gran manera de conservar la ilusión.

Un enorme abrazo, amiga.

Clementine dijo...

Aquí te dejo esto...

http://arcanoelio.blogspot.com.es/2015/12/feliz-navidad.html

jesus alvarez dijo...

Preciosa postal, estoy totalmente de acuerdo con lo que nos cuentas en el texto, saludos y desearte un feliz año 2016.

Mari dijo...

Gracias, Jesús. Recibe también tú mis mejores deseos.

Esperanza dijo...

Me encanta Ferrándiz, desde pequeña, como a Clementine. Precioso texto, tienes toda la razón.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...